La función del alumbrado en un ciclomotor es permitir que veamos lo mejor posible sin deslumbrar a los otros conductores. Muchos de los accidentes que se producen son entre el anochecer y amanecer, cuando ya hay luz escasa, así que el hecho de ver y ser visto es muy importante.

Es recomendable que lleves la luz de cruce de tu ciclomotor siempre encendida, mira de guardar la distancia de seguridad detrás de los vehículos y usa intermitentes para avisar de cualquier maniobra que realices.

De noche es muy importante la luz del piloto trasero del ciclomotor para que te vean los vehículos que circulan detrás.

El alumbrado de posición: situada en la parte delantera del ciclomotor, indica de nuestra presencia. Esta luz debe de ser blanca. Es obligatoria para todo vehículo que circule en la puesta y salida del sol, en el caso de los ciclomotores esta luz será amarilla selectivo o blanca en la parte delantera y detrás de color rojo, visible de noche a una distancia mínima de 300 metros con un cartafaros rojo visible a una distancia mínima de 150 metros.

El alumbrado de largo alcance: situada en la parte delantera del ciclomotor. Todo ciclomotor que circule a más de 40km/h en la puesta y salida del sol, ya sea fuera de poblado, por túneles, etc. Tendrá que llevar la luz de largo alcance encendida.

El alumbrado de cruce o corto alcance: situada en la parte delantera del ciclomotor, alumbra suficientemente la vía de noche y en condiciones de visibilidad normales. Es obligatoria para todo vehículo que circule a más de 10km/h.

Todo vehículo de motor tendrá que llevar encendido el alumbrado de cruce o corto alcance cuando se circule entre la puesta y salida del sol por vías interurbanas con poca luz o cualquier túnel.